lunes, 6 de abril de 2015

3 · La venganza del pirata

Hoy llego para reseñar “La venganza del pirata”, tercer novela juvenil protagonizada por Juancho.
En mi infancia leí las primeras dos aventuras de Juancho, las cuales releí este mes y reseñe, posteriormente. La semana pasada leí la tercer aventura, cumpliendo una cuenta pendiente.

Mi humilde opinión
La presente novela cuenta con siete capítulos y está narrada sobre dos líneas temporales.
Una de ellas está ambientada en el siglo XVIII, época en la cual los piratas asolaban los mares americanos. En el contexto mencionado nos encontramos con “Capablanca”, corsario que solo respetaba su propia bandera, y “El Fantasma”, hombre de “Capablanca”, pirata, por supuesto, que dominaba a la perfección el arte de pilotear. Ante la situación mencionada, la corona española le encargo una misión de  suma importancia al capitán Godoy.
Ellos crearan una aventura llena de traiciones liberadas por la ambición, la codicia y vanidad. Agregaría también “falta de valores”, porque los valores que direccionan sus decisiones no tienen en cuenta al otro, no respetan los vínculos iniciales.
A las traiciones debemos sumarle las persecuciones, los planes, las misiones, los enemigos infiltrados, los enfrentamientos desatados, las muertes y por supuesto. ..La venganza y no cualquiera…La venganza del pirata.
Ahora vamos a la realidad, al hoy. En la actualidad se encuentra Juancho durmiendo plácidamente hasta que profanan el tiempo que ha decidido utilizar para descansar.  Opinión personal: Esto tendría que haber desencadenado la verdadera venganza. Juancho se despierta y así comienza la búsqueda, la gran búsqueda de datos del pasado para encontrar algo aun mayor.                                                                                                                                                                                                            
La contratapa del libro nos cuenta…
En el siglo XVIII, los piratas asolaban los mares americanos. La corona española los perseguía, incansable, pero ellos escapaban siempre, llenos de misteriosos recursos. En medio de una pelea entre corsarios, un legendario tesoro se pierde para siempre. Trescientos años más tarde, Juancho y sus amigos siguen la pista de un cuaderno de bitácora robado y unas fotos satelitales. El famoso tesoro parece al alcance de la mano... Pero pronto descubrirán que no son los únicos tras el botín.

Les regalo las primeras líneas…
La tibia brisa del Caribe se alteró por un brevísimo instante. Pese a que nadie a bordo del Trinidad pareció advertirlo, el capitán presintió una señal de peligro. Giro la cabeza y procuro vislumbrar algún indicio en el denso banco de niebla que habían dejado atrás, pero fue inútil. Allí no había nada, salvo la estela de su propio navío y un ominoso silencio de muerte.

Una anécdota que lo pinta a… el Gordo Abelardo
- ¿Por qué no? – contesto Abelardo y luego mirándome-. Vos siempre decís que, cuando hay poco datos, hay que tratar de reconstruir la historia con suposiciones.
- Sí, claro. Pero hasta ahora tenemos más suposiciones que datos…-tuve que responderle.
- De acuerdo  -acepto-. Pero, a veces, una buena suposición puede ser mejor que un dato dudoso.

Una pequeña biografía del autor
Escritor y dibujante argentino. Entre sus libros publicados se encuentran: Ulrico, historia secreta de la conquista; La viva imagen del rey de la Patagonia; El caso del cantante de rock; El caso del videojuego; Un medallón para Osiris; La sombra del escorpión. La maldición del Virrey es una novela de aventuras para jóvenes. También realizó ilustraciones en Colección de Historia Argentina, y en Colección La otra historia" El Imperio del Sol - Los lncas". Recibió, además, la Mención especial en el Concurso para guion de obras radiofónicas, Radio Del Plata, Buenos Aires, 1994, por "Algo huele mal en el Río Reconquista". Realizó exposiciones en la Galería Martina Céspedes y en ALIJA (Asociación de Literatura Infantil y Juvenil de Argentina). Falleció el 15 de abril de 2012.

¿Lo leyeron? ¿Le darían una oportunidad?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario